EL SITIO OFICIAL
 































































































































































 

 

 

 
Titulos Olimpicos

"Para Pedro Arispe, la patria no significaba nada.
La patria era el lugar donde él había nacido, que lo mismo le daba porque nadie lo había consultado, y era el lugar donde él se deslomaba trabajando de peón para un frigorífico que también le daba lo mismo un patrón que otro cualquiera en cualquier otra geografía.
Pero cuando el fútbol uruguayo ganó en Francia la olimpíada en 1924, Arispe era uno de los jugadores triunfantes; y mientras miraba la bandera nacional que se alzaba lentamente en el mástil de honor, con el sol arriba y las cuatro barras celestes, en el centro de todas las banderas y más alta que todas, Arispe sintió que se le rompía el pecho.

Cuatro años después, Uruguay ganó la Olimpíada de Holanda. Y un dirigente uruguayo, Atilio Narancio, que en el 24 había hipotecado su casa para pagar los pasajes de los jugadores, comentó:
-Ya no somos mas aquel pequeño punto en el mapa del mundo.

La camiseta celeste era la prueba de existencia de la nación, el Uruguay no era un error, el fútbol había arrancado a este minúsculo país de las sombras del anonimato universal."



Eduardo Galeano - extraido de "El fútbol a sol y sombra".






Paris 1924

En 1924, los Juegos Olímpicos repitieron sede por primera vez en la historia. El deseo de Coubertin era que la capital francesa pudiese borrar el mal recuerdo que había dejado la Segunda edición de los Juegos.
A pesar de los aires de paz que se respiraban en Europa, Alemania y Austria aún seguían excluidas.
El 5 de julio el jefe de Estado francés, Gaston Doumergue, inauguró unos juegos que adoptaron el lema "Citius, Altius, Fortius", aún vigente.
No obstante algunas competiciones habían empezado en los primeros días de mayo.
Los Juegos Olímpicos de 1924 fueron los primeros en disponer de una villa olímpica donde residían los participantes.
Coubertin consiguió así la realización de uno de sus ideales: que los deportistas conviviesen en un mismo centro, a fin de promover la solidaridad y el conocimiento mutuo que el olimpismo propugnaba.
Otra característica de los Juegos de París, fue que por primera vez fueron retransmitidos a través de la red de radiodifusión.

Cabe destacar la actuación del estadounidense Johnny Weismuller, que acaparó tres medallas de oro en natación (el primer hombre que bajó del minuto en los 100 m libres) fue el que más tarde protagonizaría el mejor papel de Tarzán en la historia.
Otra vez brillo el "Finlandés Volador", Paavo Nurmi, quien consiguió la gesta jamás igualada en siete días, ganó cinco de las pruebas más duras del atletismo: los 1,500 y 5,000 m planos, los 10,000 m campo traviesa y por equipos, y los 3,000 m planos.

El lunes 26 de mayo de 1924 habían comenzado los Juegos Olímpicos para la selección uruguaya de fútbol, que derrotó a Yugoslavia por 7 goles a 0.
Fue el comienzo de una serie de triunfos sucesivos (EEUU 3-0, Francia 5-1, Holanda 2-1) que culminó con la obtención del campeonato el 9 de junio, jornada en que "la celeste" venció en la final a Suiza por 3 goles a 0, frente a 60000 personas en el estadio Colombes.

Aquel día, los jugadores dieron una vuelta a la cancha para saludar a los asistentes. Nacía la "vuelta olímpica".

Integraron la escuadra celeste J. Leandro Andrade, Pedro Arispe, Pedro Casella, Pedro Cea, Luis Chiappara, Pedro Etchegoyen, Alfredo Ghierra, Andrés Mazali, José Nasazzi, José Naya, Pedro Petrone (goleador del torneo con 7 conquistas), Angel Romano, Zoilo Saldombide, Héctor Scarone, Pascual Somma, Humberto Tomassina, Antonio Urdinarán, Santos Urdinarán, Fermín Uriarte, José Vidal, Alfredo Zibechi y Pedro Zignone bajo la dirección técnica de Ernesto Figoli.






AMSTERDAM 1928

En 1928, después de dos intentos frustrados, Ámsterdam consiguió ser nominada para organizar los Juegos de la IX Olimpiada.
Había sido elegida en la sesión del COI en 1920, donde se otorgaron las sedes de 1924 y 1928.
Por primera vez el fuego olímpico se mantuvo encendido durante los Juegos; la llama que lo encendió había sido transportada directamente desde Olímpia, desde donde viajó por tierra hasta la ciudad holandesa.

Las mujeres por primera vez participan en las pruebas de atletismo y natación.
Se instaló un gran tablero para informar a los espectadores de los resultados de las pruebas.
Durante la ceremonia de inauguración, la delegación francesa se negó a participar en el desfile de las naciones, por que el día anterior un guardia del estadio negó el paso al equipo francés que quería entrar a visitar la instalación.

El lunes 30 de mayo de 1928 habían comenzado los Juegos Olímpicos para la selección uruguaya de fútbol, que derrotó a Paises Bajos por 2 goles a 0, con anotaciones de Petrone y Castro.
Una vez mas, tal cual lo fue en 1924, fue el comienzo de una serie de triunfos sucesivos ( Alemania 4-1 el 3 de junio, e Italia 3-2 el 7 de junio ) que culminó con la obtención del campeonato el 13 de junio de 1928 , jornada en que "los charruas" vencieron en la final a Argentina por 2 goles a 1, frente a 28.113 espectadores en el estadio olimpico de Amsterdam.

Cabe destacar que el 10 de junio se habia jugado originalmente la final, culminando el partido a un gol por bando sin resolucion del mismo ( a falta de medios definitorios como la ejecucion por penales en aquella epoca ).

Aquel día integraron la escuadra celeste: Andres MAZALI, Jose NASAZZI, Pedro ARISPE, Jose Leandro ANDRADE, Juan PIRIZ, Alvaro GESTIDO, Juan Pedro ARREMON, Hector SCARONE, Rene BORJAS, Pedro CEA y Roberto FIGUEROA en el campo de juego, y desde el banco de suplentes: Fausto BATIGNANI, Adhemar CANAVESSI, Pedro PETRONE, Lorenzo FERNANDEZ, Antonio CAMPOLO, Venancio BARTIBAS, Angel MELOGNO, Hector CASTRO, Domingo TEJERA y Santos URDINARAN bajo la dirección técnica de Luis Grecco.